Incluso en tiempos de cuarentena la violencia contra la mujer no cesa, en México una mujer fue asesinada.

La víctima es Ana Paola, una niña de 13 años, quien fue ultrajada y asesinada en su casa de Nogales, Sonora, la tarde del pasado 2 de abril, mientras se encontraba haciendo cuarentena preventiva ante la pandemia por coronavirus.

Las investigaciones preliminares de la Fiscalía General, detallan que los padres de la menor, salieron de la vivienda para comprar víveres, y cuando regresaron encontraron el cuerpo de su hija, sin vida y con claros signos de haber sido abusada sexualmente en una habitación de la casa.

Su caso enciende nuevamente las alarmas sobre los crímenes contra mujeres. Es por esto que, ONU mujeres, emitió un comunicado condenando el hecho y haciendo un llamado a las autoridades para que investiguen acuciosamente el delito, agotando todas las líneas investigativas con perspectiva de género y evitando la estigmatización de la niña.