Francis Zamora, de 34 años, es la persona más joven fallecida por Covid-19 en Chile. Su familia y amigos, acusan que se le negó en dos oportunidades el examen para detectar el virus, hecho que hizo empeorar su condición y que finalmente le causó la muerte.

Si bien el hombre del área de comunicaciones de la Municipalidad de La Granja, tenía distintas patologías de base, tales como obesidad, hipertensión y diabetes, el no haber obtenido una inmediata atención, hizo que la neumonía que usualmente se desarrolla con el virus empeorara.

Así lo aseguro Felipe Osorio, amigo de Zamona, quien manifestó que el 23 de marzo pasado Francis empezó a sentir síntomas como fiebre, dolor muscular y tos seca, por lo que se acercó al Cesfam Laurita Vicuña, donde solo le recetaron paracetamol y clorfenamina, asimismo, le recomendaron que iniciara un cuarentena preventiva.

Las molestias persistieron, así que decidió acercase al Cesfam Bernardo Leighthon, donde sin realizar el test por coronavirus, le indicaron que regresara a su casa. Finalmente, cuando su estado empeoro, a tal punto que no podía respirar, acudió al Hospital Sótero del Río, donde le realizaron el examen y fue diagnosticado y hospitalizado inmediatamente.

Ya en el recinto asistencial, fue conectado a un ventilador mecánico el día 29 de marzo, pero su batalla terminó el día 3 de abril pasado, producto de la avanzada neumonía. El joven trabajó solo hasta el día 15 de marzo, puesto que desde esa fecha se tomó unos días para ver nacer a su primer hijo.