La alcaldesa de Viña del Mar, Regina Reginato, decidió cerrar durante abril y mayo el Rodoviario, para así disminuir la propagación del Covid-19 que está afectando a todo el país.

Escuchando el reclamo de los residentes quienes viven cerca del terminal de buses, el cual está ubicado a muy pocas cuadras del Hospital Gustavo Fricke, la edil mostró gran preocupación por el virus.